Saltar al contenido

El Coliseo

El Coliseo o Anfiteatro Flavio es un anfiteatro importante de la época del Imperio romano, construido en el siglo I y ubicado en el centro de la ciudad de Roma.

Su denominación original, Anfiteatro Flavio, hace referencia a la dinastía Flavia de emperadores que lo construyó.

Su nombre posterior, Coliseo, y por el que es más conocido en la actualidad, se debe a una gran estatua que había cerca, el Coloso de Nerón, que no ha llegado hasta nosotros.

Imagen relacionada

Por su conservación e historia, el Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la Antigüedad clásica.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno el 7 de julio de 2007.

Los materiales utilizados en la construcción de este son bloques de travertino, hormigón, madera, ladrillo, piedra (toba), mármol y estuco.

En la antigüedad poseía un aforo para unos 65 000 espectadores, con ochenta filas de gradas.

​ Los que estaban cerca de la arena eran el Emperador y los senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos inferiores de la sociedad.

coliseo

En el Coliseo tenían lugar luchas de gladiadores y espectáculos públicos.

El coliseo se construyó justo al este del Foro Romano, y las obras empezaron entre 70 d. C. y 72 d. C., bajo el mandato del emperador Vespasiano.

El anfiteatro, que era el más grande jamás construido en el Imperio romano, se completó en 80 d. C. por el emperador Tito, y fue modificado durante el reinado de Domiciano.

Imagen relacionada

​Su inauguración duró 100 días, participando en ella todo el pueblo romano y muriendo en su celebración decenas de gladiadores y fieras que dieron su vida por el placer y el espectáculo del pueblo.

LOS ORÍGENES DE EL COLISEO

La importante construcción  de el coliseo se llevó a cabo en el área ocupada por la enorme casa de Domus Aurea de Nerón.

Construida después del gran incendio de Roma en el año 64, que iba a ser un valle situado entre las colinas de Velia, Palatino, Celio, opio y Fagutale y por lo que fue atravesado por un arroyo que corría en la dirección del Tíber a lo largo de una trayectoria más o menos sigue la calle real de San Gregorio.

La presencia de la laguna fue abundantemente explotado para ahorrar en la base.

Hecha de columnas de travertino que descansan sobre un anillo continuo de hormigón, sólo interrumpido por algunos alcantarillas para el flujo de agua subterránea que de otro modo habrían inundado toda la zona.

Después de la muerte de la estatua fue remodelado para representar al dios del sol, mediante la adición de la corona solar adecuada.

A continuación, el Coliseo fue trasladado de su ubicación original para dar paso al templo de Venus y Roma en tiempos de Adriano.

Párese sitio de la estatua colosal después de mover y ‘actualmente marcada por una base de toba moderna.

El imprecionate anfiteatro Flavio y egrave; elíptica, con una circunferencia de 527 metros, 188 metros a lo largo del eje mayor y el eje menor 156 57 metros de altura.

Podría albergar hasta 70.000 asientos y el estadio fue de 76 metros x 46. Se realizaron las tres primeras plantas de arcos enmarcados por medias columnas.

El cuarto piso y compartito por pilastras y no se insertaron los postes que sostenían la cortina grande en cuñas que protegían a los espectadores del sol.

Galería de fotos Coliseo